Herramientas de campaña: encuestas

Una de las herramientas que nunca falta en cualquier campaña electoral, independientemente de su envergadura, es la investigación, y en especial las encuestas. Las encuestas sirven al equipo de campaña para conocer la tendencia de los votantes, a los medios para informar sobre la situación y a los ciudadanos para tener una idea de qué puede llegar a pasar el día de la elección.

Al margen de los fallos que muchas encuestadoras han tenido a lo largo de la historia en muchos países, la investigación cuantitativa es esencial para determinar la estrategia de una campaña.
 

Aunque todavía quedan unos meses para la elección presidencial en Estados Unidos, una de las encuestadoras con mayor prestigio, tradición y credibilidad del país, Gallup, ya ha puesto en marcha su track diario para conocer, como si de una carrera de caballos se tratase, cómo avanzan los candidatos hacia la presidencia.

El tracking de opinión tiene como objetivo la detección temprana de cambios en las variables de opinión pública medidas. A diferencia de una encuesta regular que mide la realidad social de un momento determinado (el momento en el que se hace una encuesta), el track se utiliza para descubrir evoluciones en los aspectos medidos en la periodicidad elegida (cada dos días, semanal, quincenal…), en el caso del de Gallup, a diario.
 
Todos los días desde el pasado lunes hasta el 6 de noviembre, tendremos los números del enfrentamiento Obama-Romney. ¿De dónde salen esos resultados? De las encuestas telefónicas realizadas a más de 2.200 personas todos los días, de todos los Estados, incluido Distrito de Columbia, a una muestra representativa de la población determinada por variables como edad, sexo, origen, número de adultos en el hogar, posesión de teléfono móvil o fijo, entre otras.
 
De esta forma, si en los próximos meses hubiera noticias, declaraciones o eventos destacados podremos ver cómo afecta a la imagen y aprobación de los candidatos, y quién va tomando la delantera en la carrera presidencial.
 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *