First round

Esta noche se celebra el primer debate entre los candidatos a la Presidencia de Estados Unidos. El demócrata Barack Obama y el republicano Mitt Romney se verán las caras en la Universidad de Denver (Colorado) para debatir sobre cuestiones de Política Interna en el primer debate de los tres que habrá durante el próximo mes.

Aunque la participación en los debates no es obligatoria para los partidos políticos, desde hace décadas se han convertido en uno de los momentos más esperados de la campaña electoral. Se ha comprobado con los años que no cambian la intención de voto de los ciudadanos, pero el poder ver y conocer cómo piensan, hablan y se defienden los aspirantes a la Casa Blanca, provoca gran expectación entre el público. Además de que marcan la agenda política de los días siguientes y pueden llegar a convencer a los escasos indecisos que todavía quedan en Estados Unidos.

El debate de esta noche durará noventa minutos y será moderado por Jim Lehrer, presentador del noticiero PBS News Hour. Lo retransmiten y copatrocinan cinco canales de televisión, lo que garantiza la objetividad e imparcialidad determinantes para que se den este tipo de enfrentamientos políticos. El formato será de pregunta/respuesta, con 90 segundos para responder al moderador, 30 segundos de respuesta por parte del oponente, y otros 10 segundos para el primero para puntualizar. Y entre los temas de los que se hablará esta noche, se espera que se discuta sobre economía, salud, el papel del Gobierno en la vida de los ciudadanos y acciones concretas para cumplir con los programas electorales presentados.

A pesar de que los debates se han convertido más en un espectáculo que en una herramienta para convencer a los votantes, los candidatos llevan desde el pasado fin de semana preparando sus intervenciones de forma exhaustiva. Obama está en Nevada, donde ensaya con el senador Kerry en el papel de Romney, estudia datos, cifras y declaraciones polémicas de su oponente y practica para acortar sus respuestas. Por su parte, Romney está en Massachusetts, donde también ensaya durante horas con el senador Rob Portman haciendo de Obama y con especialistas que le están ayudando a controlar la velocidad de su discurso.

Ambos candidatos son conscientes de que millones de americanos les verán esta noche y, además de su preparación, durante los últimos días están siguiendo la estrategia de subir las expectativas del contrincante. Beth Myers, una de los principales consultoras de Romney, declaró hace unos días que Obama “es considerado uno de los mejores oradores de la Historia política moderna”, mientras que el mismo Obama dijo en un discurso que a Romney “se le dan bien los debates, mientras que a mí solo OK”.

En una horas se verá a quién le ha dado mejor resultado la preparación y la estrategia, ya que las encuestas previas al debate cada día son más cercanas al empate. Sin embargo, todavía quedan dos encuentros más para ajustar el marcador: el día 16 de octubre en Hofstra University (Nueva York) y el día 22 de octubre en Lynn University de Boca Ratón (Florida).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>