El voto joven, decisivo para Obama

Tras el recuento y comprobación  de los votos registrados en las elecciones presidenciales del 6 de noviembre, el Pew Research Center ha publicado las primeras conclusiones sobre el voto de los jóvenes en Estados Unidos.

En las elecciones de 2008, el presidente Barack Obama logró la mayoría de los votos con el 66% de apoyo entre los menores de 30 años. Este año ha vuelto a conseguir la ventaja frente a Mitt Romney, pero con un 60%. Ocho puntos menos, pero de mayor importancia.

Gracias al voto de los jóvenes, Obama ha conseguido la victoria en cuatro de los estados clave sin los que no hubiera alcanzado la presidencia: Florida, Ohio, Pennsylvania y Virginia. En Florida, el 47% de los mayores de 30 años apoyó a Obama frente al 52% que se decantó por Romney. El contar con el 66% del apoyo de los jóvenes floridenses le otorgó a Obama la ventaja suficiente para llevarse todos los votos en juego. Un patrón parecido al registrado en Ohio, Pennsylvania y Virginia.

Sin embargo, los resultados han sido peores que los de hace cuatro años para el partido demócrata. Obama ha perdido apoyo en varios subgrupos como los hombres, los blancos y los independientes. En el caso de los jóvenes blancos, mientras en 2008 un 54% votaron por el Presidente, este año sólo lo han hecho el 44%, diez puntos de diferencia en uno de los sectores más relevantes.

Unos datos que el propio partido no esperaba ya que, en las encuestas previas a las elecciones, el 44% de los votantes entre 18 y 29 años se identificaban mayoritariamente con el partido demócrata por considerarlo un partido más liberal y más cercano a sus ideas en cuestiones sociales reconocidas como determinantes, como el matrimonio gay o el aborto. El 26% se definía como republicano y el 30% como independiente.

Tampoco los demócratas esperaban perder 14 puntos entre los jóvenes negros o que la brecha generacional que ya se empezó a percibir en 2008 se hiciera más grande. La diferencia de votos entre los mayores y menores de 30 años ha sido de 12 puntos, un resultado que no se daba en Estados Unidos desde las elecciones de 1972. Frente al 66% de los jóvenes que apoyaron a Obama, se encuentra el 48% de mayores que no lo hizo.

 Una vuelta en las cifras que no ha impedido que Obama consiguiera la reelección porque, en el otro lado de la balanza, además de los jóvenes, se han mantenido las minorías, sobre todo la de afroamericanos e hispanos que han vuelto a apoyar firmemente al candidato demócrata en estas elecciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>