Hacia el 2016

Apenas han pasado dos semanas desde las elecciones presidenciales de 2012 y en Estados Unidos ya se empieza a rumorear sobre los posibles candidatos para las de 2016. El partido republicano está siendo el primero en las quinielas con tres candidatos en la prensa: Mario Rubio, Jeb Bush y Rand Paul. Tres políticos que no desmienten su deseo de aspirar a la Casa Blanca.

El senador por Florida, Marco Rubio, era un firme candidato a vicepresidente de Mitt Romney, pero al final Paul Ryan ocupó ese lugar. Rubio es, según las primeras opiniones, de familia latina, joven, carismático, representante de uno de los estados más importantes y un gran orador. Un conjunto de valores que le convierten en un gran candidato.

Su agenda tras las elecciones de noviembre también parece digna de un futuro líder a nivel nacional: un evento en Iowa, el estado donde se celebra el primer caucus para las primarias, y una muy comentada entrevista en la revista GQ, en la que Rubio demostró su iniciativa y liderazgo.

Uno de los que podrían enfrentarse a Rubio en primarias es el senador por Kentucky Rand Paul, el hijo de Ron Paul. Paul ha declarado su interés en montar una candidatura a la presidencia en una entrevista en ABC News ya que cree que el liberalismo que él pregona puede ayudar a expandir el mapa republicano. Incluso ya avanza propuestas firmes, como recortes en el gasto de defensa, implantación de la reforma migratoria o la legalización de la marihuana.

Otro de los hipotéticos futuros candidatos republicanos es Jeb Bush, ex gobernador de Florida. Bush confía en el que el partido debe ser proactivo a la hora de dirigirse a los votantes, especialmente a los latinos. El ex presidente George Bush ya demostró que un líder republicano puede conseguir el apoyo de los hispanos si se habla en su mismo idioma, se reconocen y tratan sus problemas y se les tiene en cuenta.

Jeb no sólo aportaría un tercer Bush en la tabla de presidentes, sino que seguiría buscando soluciones al problema de la inmigración, siempre con los valores tradicionales del partido como bandera, principalmente la fe y la familia.

Los tres primeros nombres ya están en escena cuatro años antes de la siguiente cita electoral. Ya ha comenzado la cuenta atrás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *