Paul y Rubio, los preferidos de los republicanos

La semana pasada se celebró a las afueras de Washington DC la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC- Conservative Political Action Conference). Este encuentro entre conservadores, que viene celebrándose desde 1973, reúne a representantes de las diferentes tendencias conservadoras para debatir sobre el futuro del partido republicano.

Además de los múltiples paneles y discursos que la organización ofreció a lo largo de las jornadas del 14, 15 y 16 de marzo, el CPAC ofreció los resultados del tradicional sondeo que realiza entre los asistentes. Además de varias preguntas sobre actualidad y el rumbo del país se preguntó a los 2.930 presentes quiénes eran sus candidatos preferidos para las elecciones de 2016, y el resultado no dejó indiferente a nadie.

Rand Paul, senador por Kentucky e hijo del reconocido candidato a presidente Ron Paul, recibió el 25% de los votos, seguido del senador por Florida, Marco Rubio, que alcanzó el 23%. Tras ellos, y sin llegar a las dos cifras, les seguían Rick Santorum, con un 8%, ex senador por Pensilvania y candidato en las primarias republicanas de 2012; el gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, con un 7%, y el candidato a vicepresidente en las últimas elecciones, Paul Ryan, con un 6% de los votos.

Los “elegidos” son dos personas jóvenes, con experiencia y tradición política, pero con perfiles muy diferentes, como bien demostraron en sus discursos.

Paul, protagonista de las noticias en los últimos días tras su discurso de 13 horas en el Congreso para bloquear el nombramiento de John Brennan como jefe de la CIA, es partidario de un menor gobierno, mayor libertad y de poner más límites al poder del Presidente. En su discurso, al que llegó con las carpetas que contenían la transcripción de su extenso discurso del Congreso, defendió un plan para enviar más dinero a los estados y convertir el partido republicano en la insignia del empleo y las oportunidades.

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=zO4DHaQGASc]

Por su parte, Rubio se mantuvo en su conocida línea anti abortista, anti matrimonio igualitario y pro educación. Arrancó su intervención haciendo referencia a su sonado trago de agua en su respuesta al presidente Obama tras el Discurso sobre el Estado de la Unión el pasado mes, y continuó con sus temas bandera como la regulación de los trabajadores, una educación de calidad y la necesidad de adaptarse al mundo que nos rodea y sus cambios.

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=Ez0I8VDapRQ]

Nuevos nombres en la cabeza del partido que, si bien provienen de un sondeo “no científico”, comienza a sentar las bases del futuro del partido republicano de cara a las elecciones presidenciales de 2016. Una batalla que ya ha comenzado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *