La americanización de las campañas electorales

El pasado jueves, 24 de octubre, tuvo lugar la mesa redonda “Nuevas reglas de comunicación política: ¿hacia la americanización de las campañas?” dentro del VII Congreso Internacional de Estudios Transatlánticos organizado por el Instituto Franklin de la Universidad de Alcalá.

Daniel Ureña, vicepresidente de la European Association of Political Consultants (EAPC), y Roberto Rodríguez, profesor de la Universidad Pontifica Comillas, moderados por Cristina Hernández, socia-directora de MAS Consulting Group,  ofrecieron las claves del desarrollo de las campañas políticas en España y los puntos destacados de la evidente influencia de Estados Unidos a la hora de diseñar las campañas en nuestro país.

Como recordó Ureña, hoy en día la comunicación política se define por la bidireccionalidad en la transmisión del mensaje. Ya han quedado atrás los momentos en los que los partidos emitían sus mensajes a través de los medios y no obtenían respuesta. A pesar de la crisis de confianza en los partidos políticos tradicionales por parte de la ciudadanía, actualmente los actores políticos pueden saltarse el filtro de los medios de comunicación para llegar a los ciudadanos y conocer sus opiniones, y para ello deben adaptarse a los nuevos códigos y nuevos medios de comunicación.

En cuanto a los medios tradicionales, según indicó Rodríguez, “la televisión humanizó y personalizó las campañas políticas”. A diferencia de Estados Unidos, en España la publicidad política no tiene mucho peso aunque poco a poco esta situación se está cambiando y cada vez los partidos aprovechan las oportunidades de la videopolítica para transmitir sus mensajes. En España “nos estamos posicionando en un escenario donde los líderes importan más que los partidos” y ahora esos líderes deben tener la capacidad de generar comunidades en torno a ellos, más que en torno al partido.

Un nuevo escenario donde, como señaló Rodríguez, reinan tres imperios “el de la brevedad, el de la emocionalidad y el de la neutralidad”. “Los mensajes son cada vez más sencillos y neutros por eso es tan difícil identificar en algunas ocasiones de qué partido político provienen”.

Sin embargo, dos de las tendencias “importadas” desde Estados Unidos que mayor y más rápida influencia han tenido en España en los últimos años son la negatividad y el infoentretenimiento. Por un lado, las campañas negativas están cada vez más presentes. Los votantes recuerdan mejor los mensajes negativos, a los políticos les gusta la controversia, y esto ha alejado a las campañas “alegres” de otras épocas. Y por otro, se encuentra la necesidad de ofrecer entretenimiento. Los medios requieren espectáculo para dárselo a los ciudadanos y los líderes deben adecuarse a ello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *