La desolación de Obama

La desolación de Obama

Continuando con la tradición política estadounidense, Obama ofreció el pasado martes su particular visión del estado de la Unión en una sesión conjunta del Congreso de los EE.UU. En su mensaje Obama expresó su deseo de encontrar puntos de encuentro con los Republicanos, sin dejar de amenazar con usar órdenes ejecutivas si no existiese tal posibilidad de entendimiento. El discurso estuvo igualmente marcado por las perspectivas que las ‘Mid-term Elections’ de noviembre pueden tener tanto para el presidente, como para los Republicanos.

 

El pasado martes, el presidente Obama en su quinto discurso del estado de la Unión (SOTU en sus siglas inglesas) quemaba parte de los pocos cartuchos que todavía le quedan para enderezar el rumbo político de los Estados Unidos. Hastiado de la inacción republicana para desarrollar acuerdos bipartidistas, amenazaba, más desde el desamparo que desde la exigencia, gobernar mediante órdenes ejecutivas soslayando la opinión del Congreso. Parecía el presidente Obama querer emular a otros grandes POTUS, como Lincoln, cuyas órdenes ejecutivas llegaron a suspender el derecho de Habeas Corpus en 1861. Soplaban, entonces, tiempos de guerra en los Estados Unidos y Lincoln se preguntaba si someter al Congreso ciertas medidas, y salvaguardar la Constitución, era mejor que preservar la Unión.

Por su parte, Obama se enfrenta a un problema que es doble: la baja popularidad que mantiene entre la opinión pública estadounidense y la posibilidad de perder la mayoría simple que los demócratas tienen en el Senado. Lo primero puede pasarle factura cuando, con el tiempo, se estudien sus logros y fracasos como el hombre más poderoso del mundo -algo que no pasaría de ser un mero dato histórico en los anales de los historiadores políticos. Lo segundo significaría que las posibilidades de desarrollar acuerdos con el poder legislativo durante los dos años que le restarían de mandato, tras la constitución del nuevo Congreso en 2015, serían casi nulas. Ambas ideas estaban implícitas en las palabras del presidente, pues Obama sabe que los próximos meses van a ser fundamentales para, al menos, mantener el Senado en manos demócratas.

Es por esto que el discurso de Obama también estuvo marcado por referencias bipartidistas, como el reconocimiento que representantes y senadores dispensaron a Cory Remsburg, un ranger del ejército ciego de un ojo y casi paralítico a causa de una bomba en Afganistán. O la necesidad de reformar las leyes migratorias para que Estados Unidos siga siendo el sueño de futuro y esperanza para millones de indocumentados. Sin olvidar los muchos guiños que el presidente hizo a los votantes que le llevaron a la Casa Blanca en 2008 y 2012: mujeres, homosexuales, jóvenes, y minorías. A punto de convertirse en un ‘lame duck’, el discurso del presidente volvía a recordar al Obama del ‘Yes we can.’ Aquel abogado que, siendo hijo de madre soltera, pudo convertirse en presidente de la nación más poderosa del mundo.

Julio Cañero

Julio Cañero

Director del Instituto Franklin-UAH.

Profesor titular de la Universidad de Alcalá. Departamento de Filología Moderna.

Es licenciado en Filosofía y Letras (1993) y doctor en Filología Inglesa (1998) por la Universidad de Alcalá. Cuenta con cuatro tramos de docencia y dos de investigación. Ha sido Visiting Scholar en la University of California, Santa Barbara (1996, 1999 y 2014) y en la University of Limerick (2003). Ha dirigido o ha sido responsable de seis proyectos o ayudas de investigación y ha participado en otros siete. Es miembro del grupo de innovación docente FYES. Ha editado libros, publicado artículos en revistas nacionales e internacionales de impacto y escrito capítulos de libro sobre literatura, cultura y política estadounidense. Ha sido subdirector (2003-2011) y secretario académico del Instituto Franklin de la Universidad de Alcalá (2011-2013). Además, es miembro electo del Claustro (2015) y del Consejo de Gobierno de la Universidad de Alcalá (2015), y tesorero de la American Studies Network. Sus áreas de especialidad son la cultura y la organización política de Estados Unidos.
Julio Cañero

Latest posts by Julio Cañero (see all)

Author

Julio Cañero
Director del Instituto Franklin-UAH. Profesor titular de la Universidad de Alcalá. Departamento de Filología Moderna. Es licenciado en Filosofía y Letras (1993) y doctor en Filología Inglesa (1998) por la Universidad de Alcalá. Cuenta con cuatro tramos de docencia y dos de investigación. Ha sido Visiting Scholar en la University of California, Santa Barbara (1996, 1999 y 2014) y en la University of Limerick (2003). Ha dirigido o ha sido responsable de seis proyectos o ayudas de investigación y ha participado en otros siete. Es miembro del grupo de innovación docente FYES. Ha editado libros, publicado artículos en revistas nacionales e internacionales de impacto y escrito capítulos de libro sobre literatura, cultura y política estadounidense. Ha sido subdirector (2003-2011) y secretario académico del Instituto Franklin de la Universidad de Alcalá (2011-2013). Además, es miembro electo del Claustro (2015) y del Consejo de Gobierno de la Universidad de Alcalá (2015), y tesorero de la American Studies Network. Sus áreas de especialidad son la cultura y la organización política de Estados Unidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *