La importancia del español en las universidades estadounidenses

La importancia del español en las universidades estadounidenses

Le comenté a un amigo español que si era consciente que en España cualquier desconocido es pariente. Eso es porque, por ejemplo, para dirigirse a una persona cuyo nombre se desconoce, se dice “ese tío”. Al mismo tiempo le apunté que en México, en casos similares, se usa la palabra “amigo”. Esa es nuestra cultura hispana —un extraño es nuestro “amigo” o nuestro “tío”. En nuestro español disfrutamos de parentescos ficticios tales como “tocayo”, “comadre” y “compadre” que tejen de manera instantánea un parentesco.

El lenguaje de una nación, de una comunidad encapsula un sin número de aspectos culturales. Estados Unidos cuenta con enormes comunidades de hispanohablantes como las comunidades méxico-americanas, cubanas, centroamericanas, sudamericanas, puertorriqueñas y otros grupos hispanos, por ello es importante que el español se continúe enseñando en las universidades estadounidenses. Es de gran importancia que las universidades ayuden a mantener la herencia cultural hispana para que los alumnos tanto hispanos/latinos como anglosajones aprendan a apreciar este legado cultural que les pertenece. En estos tiempos de gran incomprensión y hostilidad hacia el “otro”,  es imprescindible que los centros educativos cumplan su misión y enseñen a los jóvenes acerca de otras culturas que pertenecen a los Estados Unidos y que en realidad no son extranjeras como muchas veces se cree.

Al mismo tiempo, la importancia del español en los EE.UU. no se debe solamente al hecho de que enormes poblaciones hispanas radican hoy en día en este país. Las cifras son impresionantes. El artículo “US Now Has More Spanish Speakers Than Spain—only Mexico Has More” subraya que 41 millón de hispanohablantes viven en Estados Unidos y que 11,6 millones son bilingües. El artículo compara a Colombia, que cuenta con 48 millones, y a España, que suma 46 millones. México, en cambio, tiene una población de 121 millones. El US Census Office predice que habrá 138 millones de hispanohablantes para 2050. Para esa fecha los Estados Unidos será la nación con el mayor número de habitantes en el mundo. Otras estadísticas que confirman estos datos se pueden consultar en el artículo “El español: una lengua viva”.

Sí, los datos publicados por diferentes organizaciones y centros de estudios confirman la enorme cantidad de hispanos, pero es preciso tener en cuenta también la historia del español en lo que hoy es Estados Unidos. Muchos de los habitantes de habla hispana en nuestros días pueden remontar sus raíces a siglos pasados, cuando este territorio era parte de la colonia española en los siglos XVI-XIX. Por ejemplo, la ciudad más antigua en Estados Unidos es San Agustín (Florida) fundada en 1565.  Santa Fe del estado de Nuevo México se estableció en 1598. Exploradores y pobladores provenientes de España traían consigo su lenguaje y su cultura. Las 21 misiones en California fueren establecidas en la segunda mitad del siglo XVIII.

Las raíces de la lengua hispana son profundas y éstas se han conservado durante cientos de años. Igualmente, las olas migratorias de hispanohablantes han alimentado y nutrido el lenguaje. Grandes olas de migrantes mexicanos durante la Revolución mexicana de 1910-1920 trajeron el español y la cultura, especialmente al suroeste de los Estados Unidos. La inmigración de trabajadores mexicanos durante la Segunda Guerra Mundial otra vez expandió y nutrió la lengua de Cervantes. Hacia el año 1960 los cubanos emigraron hacia el área de Miami, Florida y al noroeste de EE.UU. Estos fueron seguidos por los centroamericanos en las décadas de los 1970- 1990.

El español en las universidades de los Estados Unidos es muy importante y generalmente el idioma más popular con el mayor número de estudiantes en los departamentos de español. El artículo titulado “What is the Future of Spanish in the United States” cuestiona si el español se va a eliminar dentro de unas décadas. La conclusión final es que el español continuará siendo muy importante ya que la inmigración de latinoamericanos continúa, al mismo tiempo que el poder económico  de los latinos/hispanos también sigue aumentando. En una reciente publicación de Julio Cañero, titulada “El español en Estados Unidos: un futuro interesante”, el autor concluye que dada la importancia del mercado global, la importancia de España y Latinoamerica, y el gran número de latinos en Estados Unidos: “el futuro de la enseñanza del español en Estados Unidos estará asegurado.”  Concuerdo con esta conclusión muy acertada del Dr. Cañero.

Escrito por María Herrera-Sobek, vicerrectora asociada y profesora en el departamento de Estudios Chicanos/as en la Universidad de California (Santa Barbara). Doctorada en Literaturas y Lenguas Hispanas por UCLA. Ha enseñado en UC Irvine, Harvard y Stanford. Ha editado o co-editado más de catorce libros y publicado más de 130 artículos/ensayos. Ha sido editora de números especiales de revistas internacionales como el Journal of American Studies, Turkey. 

 

 

Firmas Invitadas

El Instituto Franklin-UAH cuenta con una serie de investigadores y especialistas relacionados con los Estudios Norteamericanos

Author

Firmas Invitadas
El Instituto Franklin-UAH cuenta con una serie de investigadores y especialistas relacionados con los Estudios Norteamericanos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>