La fiebre del cómic español llega a Estados Unidos

La fiebre del cómic español llega a Estados Unidos

Este año 2016 que ya termina, será recordado por muchos eventos que todos tenemos en mente, pero es bueno recordar que también ha sido el año de desembarco del cómic español en los Estados Unidos. Hay que aclarar que cuando se habla de cómic español se trata de cómic realizado por autores españoles y publicado en nuestro país. La historia de nuestro cómic ha estado marcada por una industria bastante limitada que, en la mayor parte de las ocasiones, ha motivado que muchos de nuestros autores trabajaran directamente para editoriales extranjeras y, en algunas ocasiones, no hayan visto su trabajo publicado en España o se haya publicado con mucho retraso. No es que no haya habido períodos de esplendor como la época dorada de las publicaciones humorísticas de editoriales como Bruguera o de los tebeos de aventuras tipo El Capitán Trueno o El Guerrero del Antifaz que llegaron a vender cientos de miles de ejemplares todas las semanas entre los años 40 y 60, o como en la época de la Transición donde el auge de las revistas en las que se podía publicar un cómic no orientado al público juvenil, motivó que los autores españoles encontraran un lugar donde publicar su trabajo. Sin embargo, desde finales de los 80 y toda la década de los 90, nuestro cómic vivió una época de sequía en la que resultaba muy difícil encontrar un cómic creado por un autor español en las estanterías de las librerías, más allá del sempiterno Mortadelo y Filemón.

La llegada del siglo XXI y el auge del formato de la novela gráfica supusieron una resurrección, a nivel creativo, del cómic realizado por autores españoles. Poco a poco, algunas editoriales de nuestro país, tradicionalmente dedicadas durante estos años a traducir cómic proveniente de otras latitudes (fundamentalmente de Estados Unidos, Francia y Japón), empezaron a arriesgarse a producir cómic realizado por autores nacionales. Esta apuesta supuso que, muy lentamente, fueran apareciendo nuevos autores y otros que habían abandonado el cómic para dedicarse a otras tareas más rentables económicamente como la ilustración o la publicidad, decidieran volver a un medio que siempre les había apasionado. Este cambio en el escenario del cómic español motivó que, en el año 2013, la editorial Astiberri publicara un volumen antológico con el título de Panorama que recogía una selección de algunos de los autores más interesantes del cómic nacional contemporáneo. El objetivo principal de esta publicación era divulgar, difundir y promover el cómic español actual.

Sin embargo, la disponibilidad de nuevos títulos locales en nuestro mercado, no debe darnos una impresión equivocada. A día de hoy, pocos son los autores españoles de cómic que pueden vivir de su trabajo, debido sobre todo, a que el mercado español es pequeño y la mayoría de los títulos más vendidos proceden de fuera de nuestras fronteras. Por eso, la noticia de la publicación de Panorama en Estados Unidos, con el nombre de Spanish Fever, el pasado mes de agosto, es uno de los acontecimientos más importantes para que esta línea ascendente de nuestro cómic, tenga continuidad en el futuro y no se quede en una moda pasajera. Spanish Fever recoge el trabajo de más de 30 autores españoles, algunos consagrados como Paco Roca, Miguel Gallardo, David Rubín o Miguel Ángel Martín y otros con una trayectoria más corta como José Domingo, Anna Galvañ, Álvaro Ortiz y Sergi Puyol.

La editorial encargada de llevar esta antología al mercado norteamericano es Fantagraphics, una de las más importantes en el ámbito del cómic independiente a nivel mundial. Es la primera vez que un libro de este tipo se publica en los Estados Unidos y, su publicación, es consecuencia, por un lado, del interés de Gary Groth, editor de Fantagraphics, impresionado por el alto nivel de las historias recogidas en la antología y, por otro, del apoyo de la Oficina Cultural de la Embajada de España en Washington DC que, en todo momento, ha mostrado su compromiso para que esta parte de la cultura española pueda difundirse en los Estados Unidos.

Como prueba de este apoyo, el pasado verano la fundación Spain Arts & Culture, dedicada a la promoción del arte y la cultura española en Estados Unidos organizó, con el apoyo de otras instituciones como el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y el Consulado de España en Nueva York, una gira con Estados Unidos con algunos de los autores de Spanish Fever con el fin de presentar la antología y de ejercer de embajadores del cómic español. De esta forma autores como Santiago García, Javier Olivares, David Rubín, Ana Galvañ y José Domingo pudieron presentar su trabajo en la Antigua Residencia de los Embajadores de España, en Washington DC, en la Small Press Expo en Bethesda, en el Maryland Institute College of Art en Baltimore y en la Universidad de Columbia en Nueva York. Destacar, en este caso, la presencia en la Small Press Expo que es la convención más importante, tanto a nivel de público como de autores, del cómic independiente norteamericano. En dicha convención el cómic español contó con su propio panel y los autores españoles pudieron codearse con autores como Daniel Clowes, Joe Sacco, Trina Robbins, Jaime Hernandez, Gilbert Hernandez, Charles Burns o Jim Woodring que constituyen, sin duda, una muestra de lo más representativo del cómic independiente norteamericano.

La publicación de Spanish Fever supone, por tanto, una fructífera muestra de la relación, en materia cultural entre España y Estados Unidos en un ámbito, el del cómic, que cada vez tiene más reconocimiento como medio artístico y un ejemplo de como un producto bien hecho puede romper barreras culturales. Hay que tener en cuenta que Estados Unidos es, al menos en materia de cómic, uno de los países menos receptivos a productos de este tipo que provengan de fuera de sus fronteras. Pero aún es más importante, el hecho de que no parece que sea un caso aislado. El anuncio de la publicación en Estados Unidos en los próximos meses de obras como Arrugas o El Faro de Paco Roca, Beowulf de Santiago García y David Rubín, Las Meninas del propio Santiago García y Javier Olivares o de una obra como Masters of Spanish Comic Book entre otras, abren una puerta a la esperanza de que la presencia de nuestro cómic en tierras norteamericanas tenga continuidad.

Francisco Manuel Sáez de Adana Herrero

Francisco Manuel Sáez de Adana Herrero

Subdirector del Instituto Franklin-UAH. Catedrático de la Universidad de Alcalá. Departamento de Ciencias de la Computación.
En el campo de la ingeniería, ha publicado 30 artículos en revistas internacionales, un libro y tres capítulos de libros; ha participado además en 64 congresos internacionales y 31 conferencias españolas y en más de 50 proyectos de investigación. Trabajó en la Arizona State University durante seis meses como Visiting Scholar en 2003 y durante dos meses como profesor visitante en 2013. Ha dirigido cuatro tesis doctorales. Recientemente, ha comenzado a trabajar en el campo de la historia de la ciencia y la tecnología, dentro del cual dirige un proyecto financiado por el Instituto Franklin - UAH. También trabaja en temas relacionados con el cómic y la cultura popular norteamericana, campo en el que ha publicado cinco capítulos de libros y cinco artículos en revistas tanto nacionales como internacionales. Relacionado con este tema ha recibido la beca Benjamin Franklin para realizar una estancia corta en la Ohio State University.
Francisco Manuel Sáez de Adana Herrero

Latest posts by Francisco Manuel Sáez de Adana Herrero (see all)

Author

Francisco Manuel Sáez de Adana Herrero
Subdirector del Instituto Franklin-UAH. Catedrático de la Universidad de Alcalá. Departamento de Ciencias de la Computación. En el campo de la ingeniería, ha publicado 30 artículos en revistas internacionales, un libro y tres capítulos de libros; ha participado además en 64 congresos internacionales y 31 conferencias españolas y en más de 50 proyectos de investigación. Trabajó en la Arizona State University durante seis meses como Visiting Scholar en 2003 y durante dos meses como profesor visitante en 2013. Ha dirigido cuatro tesis doctorales. Recientemente, ha comenzado a trabajar en el campo de la historia de la ciencia y la tecnología, dentro del cual dirige un proyecto financiado por el Instituto Franklin - UAH. También trabaja en temas relacionados con el cómic y la cultura popular norteamericana, campo en el que ha publicado cinco capítulos de libros y cinco artículos en revistas tanto nacionales como internacionales. Relacionado con este tema ha recibido la beca Benjamin Franklin para realizar una estancia corta en la Ohio State University.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>