El lobby americano del separatismo catalán

El lobby americano del separatismo catalán

El lobbysta en el sistema legal americano es el representante de intereses públicos extranjeros encargado por estos, y a sueldo de los mismos, para influenciar decisiones de las instituciones de los Estados Unidos a favor del ente representado. Es una actividad legítima, cuidadosamente regulada a través del conocido FARA, “Foreign Agents Registration Act”, que desde 1938 establece las normas al respecto. Uno de los principales aspectos de esa regulación consiste precisamente en la publicidad que la misma recibe: cualquier ciudadano puede acceder a la página electrónica del Departamento de Justicia y, bajo las siglas en cuestión, examinar los detalles del lobby por el que haya mostrado interés.

La llamada “Catalonia Delegation USA, Inc.” se inscribió en el sistema FARA en 2014, figurando su domicilio en Nueva York, aunque el que aparecía como jefe de la delegación tuviera su oficina en Washington D.C., precisamente en un edificio de la calle K en la esquina con la calle 11, el lugar preferido en la ciudad para albergar los despachos de lobbystas. Estaba dirigida por Andrew Davis, en un principio acompañado por una secretaria, Mireia Rozas-Simón, que también solía figurar como adjunta al jefe de la delegación. Aquel, Davis, percibió en 2014 un salario anual de 131.214 $. Rozas-Simón fue retribuida con 55.000$. En 2015 aparece también como adjunto al jefe de la delegación Xavier Vila, al que se le asigna un salario de 70.000$ anuales. Rozas-Simón deja la delegación separatista catalana en 2017, en el momento en que brevemente la delegación contrata los servicios del C. G. Emanuel Group, de Carolina del Norte, y a Chris Emanuel, en una relación mantenida solo durante un mes y por el que reciben 5.504$.

Según las informaciones contenidas en los archivos del FARA, que recogen los datos que han sido sometidos por los responsables del grupo separatista catalán, los gastos totales incurridos por sus actividades entre 2014 y 2017, y que incluyen salarios y office expenses, son los siguientes: 58.600,05 $ en 2014; 551.530,00$ en 2015; 790.239,06 $ en 2016; y 104.646,70 $ hasta el 3 de marzo de 2017. Lo que arroja una suma total de 2.032.015,81$ hasta esa última fecha. Hay que recordar que la susodicha delegación nunca ha contado con más de tres personas, siendo solo dos las que en los últimos registros figuraban como trabajando para la misma. En los formularios del FARA la delegación separatista catalana reconoce que tales cantidades provenían del “Government of Catalonia”.

 En los apartados correspondientes del formulario, los enviados del gobierno regional de Cataluña reconocen haber realizado actividades y prestado servicio a la institución extranjera denominada “the Government of Catalonia”, y en los anejos correspondientes detallan esos movimientos. Así, en el segundo semestre de 2016, Davis o sus acólitos mantuvieron al menos veinte entrevistas con diversos sectores y personas de la vida pública americana. Entre los contactados, en un contexto que se describe como el de “US-Catalonia Relations”, o “Massachusetts-Catalonia Relations”, o “California-Catalonia Relations”, según el lugar de empleo de la persona visitada, figuran tres congresistas federales −Marino, Rohrabacher y Weber− varios ayudantes de congresistas, senadores federales y estatales, y altos funcionarios en las oficinas del gobernador de California y del alcalde de Nueva York. Cabe incluso reseñar la visita que realizó Davis a Spencer. P. Boyer, que aparece descrito como “National Intelligence Officer for Europe” en el “National Intelligence Council”. En el primer semestre de ese mismo año, Davis se había entrevistado varias veces con Charles Bouldin, analista de política exterior para España en el Departamento de Estado, con ayudantes legislativos de los senadores y representantes Ron Johnson, Robert Menéndez, Tom Marino, Dave Trott, Curt Clawson y Stephen F. Lynch, con otros letrados del Congreso americano en los comités de asuntos exteriores y, de nuevo, con funcionarios próximos al gobernador de California y al alcalde de Nueva York. [Leer más…]

 

Escrito por Javier Rupérez, licenciado en Derecho y Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, dentro de su actividad política destacan el haber formado parte de la Unión de Centro Democrático (UCD), dirigida por Adolfo Suárez, de la que fue miembro de su Comité Ejecutivo y Secretario de Relaciones Internacionales. Ha sido diputado o senador desde 1979 hasta el año 2000. Como diplomático ejerció como Embajador de España ante la OTAN, inmediatamente después de la entrada de España en la Alianza (1982). Fue Embajador de España en EE.UU. entre 2000 y 2004, año en el que a su vez fue elegido Director Ejecutivo del Comité contra el Terrorismo del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas en Nueva York.

 

Puedes leer el artículo completo en el último número de la Revista Tribuna Norteamericana, publicación de difusión con base científica que recoge artículos relacionados con la política, la economía, la sociedad y la cultura de Estados Unidos, realizada por la Fundación Consejo España-Estados Unidos con la colaboración del Instituto Franklin-UAH. La presentación del número 27 de Tribuna Norteamericana se realizará el próximo 10 de Octubre de 2018 en Casa de América.

Artículo completo: Los lobbies del separatismo catalán. Escrito por Francisco Javier Rupérez Rubio. 

Firmas Invitadas

El Instituto Franklin-UAH cuenta con una serie de investigadores y especialistas relacionados con los Estudios Norteamericanos

Author

Firmas Invitadas
El Instituto Franklin-UAH cuenta con una serie de investigadores y especialistas relacionados con los Estudios Norteamericanos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *