Afroamericanos, los olvidados del cómic.

Afroamericanos, los olvidados del cómic.

Una buena parte de la historiografía del cómic sitúa su origen en el cómic de prensa estadounidense y, concretamente, en una página dominical de The Yellow Kid de 1896. Aunque parece que este ya es un concepto superado, ya que con bastante anterioridad se estaban haciendo en Europa historias que tienen todos los elementos de lo que podemos definir como cómic, lo que si es cierto es que el cómic de prensa estadounidense fue fundamental para el desarrollo del medio en sus años dorados, hasta mediados del siglo XX, periodo donde el cómic tuvo una mayor importancia como medio de comunicación de masas. Las principales series de prensa en los periódicos de los Estados Unidos llegaron a tener un número de lectores diario superior a los 30 millones y, fruto de ese éxito, sus autores percibían sueldos millonarios además de disfrutar de un considerable prestigio a nivel social.

Sin embargo, cuando se reconstruye la historia del cómic de prensa en los Estados Unidos, todas las series principales, con la excepción de “Krazy Kat“, fueron realizadas por autores de raza blanca. Incluso en el caso de “Krazy Kat”, su autor George Herriman disimulaba su condición de artista de raza negra porque su serie, como todas las que han trascendido de ese periodo histórico, se publicaban en periódicos dirigidos fundamentalmente a lectores de raza blanca. Como comenta Jane Rhodes en su libro The Black Press in the United States, uno de los aspectos más ignorados de la historia de los Estados Unidos, incluyendo la historia de la comunidad afroamericana, es el papel central que jugó la denominada “black press” o prensa negra en la formación y las reivindicaciones de dicha comunidad.

El primer periódico conocido dirigido a la comunidad afroamericana fue el Freedom’s Journal publicado por primera vez en Nueva York en 1827. A partir de ahí,  siguiendo el movimiento de la población afroamericana a los diferentes centros urbanos del país, se fueron fundando diferentes periódicos dirigidos hacia esa comunidad de tal forma que, para principios del siglo XX, prácticamente todos los núcleos urbanos importantes tenían un periódico, bien diario bien semanal, dirigido a la comunidad afroamericana. Evidentemente, si el cómic jugaba un papel importante en la prensa de la época, los periódicos afroamericanos también incluían cómics en sus páginas. Sin embargo, los cómics publicados en dichos periódicos han sido olvidados de la historia de este medio.

Pongamos un ejemplo, uno de los periódicos más importante de la comunidad afroamericana es The Afro-American, un periódico semanal fundado en Baltimore en 1892 y que todavía se sigue publicando hoy en día[i] . Este periódico, durante los años 30, como la mayoría de los periódicos de los Estados Unidos, tenía su propia sección de cómics que incluía series de humor, pero también historias continuadas de aventuras. Una de estas series de aventuras era Buddy, la historia de un piloto que viajaba por el mundo y aprovechaba sus andanzas para reivindicar los derechos de la comunidad afroamericana. Así, es muy interesante la época en la que Buddy viaja a África y España para luchar contra los fascismos, primero contra la Italia de Mussolini y su actividad en Etiopía y luego contra la presencia, en muchas ocasiones contra su voluntad, de soldados africanos por parte del bando franquista en la Guerra Civil Española. Se trata, por tanto, de un cómic importante para reconstruir históricamente, una de las características más importantes que muchos autores han resaltado del cómic de prensa en los Estados Unidos, como es su capacidad para representar la realidad social de ese país coetánea a la publicación de las diferentes series. Buddy es un claro ejemplo de dicha representación, en este caso de los problemas y reivindicaciones de una comunidad tan importante en los Estados Unidos, como la afroamericana.

Buddy es solo un ejemplo de todas las series que su publicaban en la prensa negra durante esos años. Series que han quedado fuera de la historiografía del cómic lo que, en cierta manera, también es una representación de cómo la historia se ha ido construyendo en otros ámbitos. Por tanto, la historia del cómic de prensa en la prensa negra todavía está por escribir y seguro que incluye historias tan importantes, a nivel de representación de la sociedad estadounidense, como el caso de Buddy. Es un patrimonio que es necesario recuperar. En el mes de la historia negra, esta es una historia que todavía queda por escribir.


[i] Recientemente Google News ha digitalizado los archivos de The Afro-American y están disponibles on line. La imagen ha sido extraída del número correspondiente al 20 de febrero de 1937

Francisco Manuel Sáez de Adana Herrero

Francisco Manuel Sáez de Adana Herrero

Subdirector del Instituto Franklin-UAH. Catedrático de la Universidad de Alcalá. Departamento de Ciencias de la Computación.
En el campo de la ingeniería, ha publicado 30 artículos en revistas internacionales, un libro y tres capítulos de libros; ha participado además en 64 congresos internacionales y 31 conferencias españolas y en más de 50 proyectos de investigación. Trabajó en la Arizona State University durante seis meses como Visiting Scholar en 2003 y durante dos meses como profesor visitante en 2013. Ha dirigido cuatro tesis doctorales. Recientemente, ha comenzado a trabajar en el campo de la historia de la ciencia y la tecnología, dentro del cual dirige un proyecto financiado por el Instituto Franklin - UAH. También trabaja en temas relacionados con el cómic y la cultura popular norteamericana, campo en el que ha publicado cinco capítulos de libros y cinco artículos en revistas tanto nacionales como internacionales. Relacionado con este tema ha recibido la beca Benjamin Franklin para realizar una estancia corta en la Ohio State University.
Francisco Manuel Sáez de Adana Herrero

Latest posts by Francisco Manuel Sáez de Adana Herrero (see all)

Author

Francisco Manuel Sáez de Adana Herrero
Subdirector del Instituto Franklin-UAH. Catedrático de la Universidad de Alcalá. Departamento de Ciencias de la Computación. En el campo de la ingeniería, ha publicado 30 artículos en revistas internacionales, un libro y tres capítulos de libros; ha participado además en 64 congresos internacionales y 31 conferencias españolas y en más de 50 proyectos de investigación. Trabajó en la Arizona State University durante seis meses como Visiting Scholar en 2003 y durante dos meses como profesor visitante en 2013. Ha dirigido cuatro tesis doctorales. Recientemente, ha comenzado a trabajar en el campo de la historia de la ciencia y la tecnología, dentro del cual dirige un proyecto financiado por el Instituto Franklin - UAH. También trabaja en temas relacionados con el cómic y la cultura popular norteamericana, campo en el que ha publicado cinco capítulos de libros y cinco artículos en revistas tanto nacionales como internacionales. Relacionado con este tema ha recibido la beca Benjamin Franklin para realizar una estancia corta en la Ohio State University.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *