¿La salvación de Obama?

The Washington Post publicó hace unos días la noticia política de fin de año: John Podesta, antiguo asesor del presidente Clinton, será el nuevo asesor del presidente Obama en la Casa Blanca al menos durante el próximo año. La persona que, según algunos medios de comunicación, podría ser una de las últimas bazas de Obama para recuperar los niveles de aprobación y confianza perdidos en los últimos meses.

Fundador y presidente del think tank independiente Center for American Progress (CAP), Podesta fue secretario personal, asistente y subjefe de personal durante la Administración Clinton y asesor externo durante la transición del poder en 2008 cuando Obama llegó al Despacho Oval.

El nombramiento de Podesta ha estado rodeado por el “miedo” del equipo más cercano al presidente de si aceptaría o no su nuevo cargo, según han publicado en Politico, ya que su negativa podría haber significado otro duro golpe para Obama en una de sus peores épocas. En lo últimos días, según la encuesta más reciente de The Washington Post y ABC News, Obama cuenta con un 43% de aprobación, 9 puntos menos que hace doce meses apenas cuatro semanas después de ser reelegido.

Además de ayudar al presidente a restaurar su reputación de cara a los ciudadanos de Estados Unidos y al panorama internacional, y a reparar el daño de imagen y confianza provocado con temas tan importantes como la reforma sanitaria o el cierre del gobierno del pasado mes de octubre, se espera que Podesta cambie algunas cosas en el interior de la Casa Blanca y resuelva cuestiones ejecutivas en materia de medio ambiente y energía.

En esta última cuestión es donde se prevé que Podesta desempeñe un papel esencial ayudando a las agencias del gobierno a implementar el Plan de Acción Climático que el presidente difundió a principios de año.

Aunque su cartera y agenda no se dará a conocer hasta después de Navidad, es probable que se ocupe de cuestiones de arrendamiento de tierras federales o en algunos proyectos de desarrollo energético y minero. Todas ellas cuestiones en las que ya tiene experiencia, por ejemplo, tras participar en la elaboración de la regulación que controlaba la tala de árboles y fomentaba la conservación de los bosques durante la presidencia de Clinton o en los sucesivos informes sobre asuntos ambientales que ha desarrollado desde el Center for American Progress.

Una vez aceptado el cargo y publicado en todos los medios de comunicación del país la cuestión va más allá: ¿será Podesta la salvación de Obama? Una pregunta cuya respuesta tendrá que esperar, al menos, seis meses para conocer la evolución del presidente en las encuestas.

Posts Relacionados

Preferencias de privacidad
Cuando usted visita nuestro sitio web, se puede almacenar información a través de su navegador de servicios específicos, generalmente en forma de cookies. Aquí puede cambiar sus preferencias de privacidad. Tenga en cuenta que bloquear algunos tipos de cookies puede afectar su experiencia en nuestro sitio web y los servicios que ofrecemos.