Campeona de campeones

Dicen que lo bueno se hace esperar, es parte del show y sí, por fin, Hillary ya está en campaña –“corriendo” como se dice desde aquel lado– y como en todas las carreras, el objetivo es ganar y ser la campeona. Y así, a través de un vídeo en twitter y dirigiéndose a las familias americanas, dejó su mensaje: “Americans need a champion”, y por supuesto, ella es la campeona. Sin embargo en la traducción que han hecho en su campaña en castellano, hablan de “defensor”, ¿de qué quiere defender Hillary a los estadounidenses? ¿Se dirige así directamente a la comunidad hispana –por esta versión al español– y a la defensa de sus derechos?

El vídeo demuestra la madurez política alcanzada por una Hillary, que sin oficializarlo lleva haciendo campaña más de un año. En algo más de dos minutos se suceden las historias de varios estadounidenses de a pie en un momento en que se preparan para un cambio en sus vidas, un cambio de mejora, un cambio de progreso. El mismo paso que pretende dar la última ciudadana parte del sketch, la propia Hillary. Su salto es ahora ser la futura presidente de los Estados Unidos, y está preparada.

Su estrategia ha cambiado. Se aleja de lo conocido y obviado, y se centra ahora en los ciudadanos en unas propuestas que probablemente muchos de sus compatriotas tildarán de socialistas, como ya dijeron de Obama en su día. Es la historia de dos hermanos hispanos –hablando en español que crean una empresa, la historia de unos padres que se mudan de casa para que su hija vaya a una mejor guardería, la historia de una joven que se reincorpora al mundo laboral después de los primeros años de su hijo, la historia de una pareja afroamericana que están esperando su primer hijo, la historia de una estudiante de origen asiático que piensa en su primer trabajo después de la universidad, la historia de una pareja homosexual que va a contraer matrimonio, la historia de una señora que va a jubilarse… En conjunto son todas historias, pasos importantes, decisivos en las vidas de la gente normal, y en su mayoría, de primera vez. Primera vez para elegir a una candidata mujer, primera vez por Hillary. Esta es una de las lecturas que se extraen del guion, además de dirigirse claramente a las minorías (sobre todo de mujeres y de hispanos) y apoyar deliberadamente las políticas sociales sin olvidar la recuperación económica.

Fruto de la experiencia, no solo en la administración, sino en hacer campaña es su nueva estrategia. Pues en esta ocasión, no se ha olvidado de las redes sociales –razón por la cual perdió ante Obama en las primarias de 2008, y mucho menos ha olvidado a la comunidad hispana, un guiño también al más puro estilo del actual inquilino de la Casa Blanca.

Ahora falta que se exprese Hillary, esta es la estrategia, pero no nos olvidemos del juego: los americanos quieren el show y quieren ver en él a su candidata más esperada, quieren que se exprese. Se sucederá el debate, la crítica, la controversia, el cansancio y desasosiego, todo esto mucho antes que el sprint. Recordemos que estamos en una primera fase, la candidata se presenta a unas primarias en el partido demócrata en las que tendrá que competir con otros candidatos en una carrera que parte como favorita. Pero recordemos, esto solo está empezando y lo mejor está por llegar.

Posts Relacionados

Preferencias de privacidad
Cuando usted visita nuestro sitio web, se puede almacenar información a través de su navegador de servicios específicos, generalmente en forma de cookies. Aquí puede cambiar sus preferencias de privacidad. Tenga en cuenta que bloquear algunos tipos de cookies puede afectar su experiencia en nuestro sitio web y los servicios que ofrecemos.