10 claves que diferencian la forma de hacer campañas electorales entre España y Estados Unidos

Mientras en España aún no se ha confirmado la fecha de las próximas elecciones generales en las que más de 34 millones de españoles con derecho a voto elegirán al nuevo presidente del Gobierno, en Estados Unidos, un año y medio antes de las elecciones presidenciales del 8 de noviembre de 2016, ya se conocen los nombres de los más de 20 candidatos que aspiran a sustituir a Barack Obama en la Casa Blanca.

A pesar de que en España en la última década se está produciendo un fenómeno denominado por los expertos como “americanización” de las campañas electorales, lo cierto es que son más las diferencias que similitudes entre ambas formas de hacer campaña y de gobernar, desde los aspectos más básicos como la forma de votar o el sistema democrático, hasta la financiación de los partidos.

Éstas son las 10 claves que diferencian la forma de hacer campañas electorales entre España y Estados Unidos según las tendencias observadas en las últimas tres legislaturas:

  1. Sistemas electorales diferentes: en EE.UU. los ciudadanos eligen de forma directa con su voto al presidente y al vicepresidente a través de los electores que representan a su estado. En España los ciudadanos mayores de 18 años eligen a los diputados que se presentan en las 52 circunscripciones en las que se divide el país, en listas cerradas, para que, posteriormente, estos elijan al presidente del Gobierno.
  2. Primarias vs. internas: en Estados Unidos los candidatos a presidente se eligen en ambos partidos tras elecciones primarias cuyos tiempos y normas de elección determina cada partido. En España, a excepción de algunos partidos como el PSOE o Podemos, el candidato a presidir el Gobierno lo elige el propio partido en los tradicionales Congresos del Partido.
  3. ¿Candidato o partidos?: en Estados Unidos el máximo protagonista de una campaña es el propio candidato y, aunque la tendencia está cambiando, en España el panorama es el opuesto. Por el momento, los partidos políticos siguen siendo los grandes protagonistas del juego.
  4. El rol de la familia presidencial: al tratarse de un sistema más personalista, la familia de los candidatos estadounidenses juega un papel importante en la vida política del país. Sin embargo, en España, apenas se conoce el nombre de la esposa del presidente y el número de hijos que tiene.
  5. Campaña permanente o exprés: la campaña en EE.UU. dura más de un año, desde que se anuncian las candidaturas hasta que se celebran las primarias, las convenciones de los partidos y, finalmente, las elecciones. En España, por ley, la campaña dura los 15 días previos a la elección.
  6. La financiación pública o privada: en España los partidos cuentan con menos fondos para invertir en una campaña ya que dependen totalmente de las subvenciones públicas. En Estados Unidos la financiación de las campañas es mixta, principalmente privada y con opción a ayuda pública, lo que las convierte en campañas con miles de millones de dólares de presupuesto.
  7. La profesionalización de la consultoría política: en Estados Unidos, cualquier candidato cuenta con un equipo de consultores expertos en campañas políticas, estrategia, comunicación, discursos, redes sociales o eventos, que construyen de forma milimétrica una campaña electoral. A pesar de que la figura del consultor político poco a poco se está consolidando en España todavía no alcanza los niveles de profesionalización del otro lado del océano Atlántico.
  8. Mensajes movilizadores o emotivos: en Estados Unidos los candidatos suelen centrarse en mensajes simples y emotivos porque la política se vive como un espectáculo en el que prima el infoentretenimiento. En España sigue imperando los mensajes con base en los argumentarios de partido y muchos más racionales donde la política suele ser un tema que suscita desinterés, es aburrido y lejano.
  9. El poder y uso libre de la televisión: en Estados Unidos la publicidad no tiene más límite que el dinero que esté dispuesto a invertir un candidato en construir su imagen. En España, los espacios de publicidad televisiva son limitados en función de la representación de cada partido en el Congreso y gratuitos, con un fuerte control por parte de las autoridades electorales.
  10. Tiranía de las encuestas: en Estados Unidos la investigación cuantitativa y cualitativa ha copiado algunas estrategias y técnicas del mundo de marketing, herramientas que todavía no se están desarrollando en la política española.

Escrito por Daniel Ureña, presidente de The Hispanic Council, socio-director general de MAS Consulting Group y vicepresidente de la European Association of Political Consultants (EAPC). 

Posts Relacionados

Preferencias de privacidad
Cuando usted visita nuestro sitio web, se puede almacenar información a través de su navegador de servicios específicos, generalmente en forma de cookies. Aquí puede cambiar sus preferencias de privacidad. Tenga en cuenta que bloquear algunos tipos de cookies puede afectar su experiencia en nuestro sitio web y los servicios que ofrecemos.