El Obama cómico

El presidente Obama cumple esta semana 100 días de su segundo mandato con una agenda repleta de asuntos en trámite: la reforma migratoria, la ley de control de armas, el posible conflicto con Corea del Norte y Siria, un crecimiento lento de la economía y la estela de los atentados de Boston de hace unas semanas. Sin embargo, en Washington DC también hay lugar para los eventos distendidos y el sábado se celebró la cena anual de corresponsales de la Casa Blanca a la que acudió el presidente con su esposa, Michelle Obama.

Junto a todos los periodistas que cubren la información política en la Casa Blanca y representantes del mundo del espectáculo, el deporte y la música, entre los que se encontraban Sharon Stone, Spielberg, Sofía Vergara, Katy Perry, o Kevin Spacey, el presidente Obama mostró su lado más cómico riéndose, especialmente, de sí mismo.

Pronto arrancó sonrisas entre los asistentes cuando mostró un vídeo en el que aparecía con el más que comentado flequillo de su esposa Michelle mientras explicaba que para su segundo mandato iba a “robar” algunas de las tácticas de la primera dama. También hubo lugar en su discurso para las burlas a su “deteriorado” aspecto físico: “Cuando me miro al espejo veo que ya no soy el joven fornido socialista musulmán que solía ser”, dijo Obama ironizando sobre los aspectos que más le critican desde el Partido Republicano.

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=SVtQ6i1jbsk?rel=0]

Precisamente el Partido Republicano fue el foco de muchos de sus chistes. Se refirió a los republicanos directamente: “Estarán viendo qué pasó en 2012 y yo creo que lo que tienen que hacer es ocuparse de las minorías, a mí me fue bien” y específicamente a la figura de Marco Rubio, “todavía no ha terminado un periodo en el Senado y ya quiere ser presidente. ¡Cosas de los niños de hoy en día!”, bromeó el presidente sobre la posible candidatura de un joven Rubio para las elecciones de 2016.

Sin embargo, también tuvo su recuerdo, mucho más serio, para las víctimas de los atentados de Boston y para el excelente trabajo de las fuerzas de seguridad e investigación del país.

Además del presidente, durante la cena siempre hay un “artista invitado” para dar su discurso. Este año fue el turno de Conan O’Brien que, además de meterse con el presidente, con los republicanos (en esta ocasión con Mitt Romney) y con el aspecto del líder de Corea del Norte, tuvo sus palabras para los medios de comunicación, a los que comparó con el comedor de una escuela de secundaria donde “FOX son los deportistas, los bloggers son los góticos, los de MSNBC los nerds, NPR los raros que tienen alergias al cacahuete y Al-Jazeera los estudiantes de intercambio a los que nadie habla” entre los aplausos de los propios aludidos.

La cena anual de los corresponsales de la Casa Blanca se celebra en Washington DC desde 1920 y desde 1968 en el Hotel Hilton a escasas calles de la Casa Blanca.

Una noche de humor y comedia en medio de un panorama político intenso.

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=VIgSgLFwEMs?rel=0]

Posts Relacionados

Preferencias de privacidad
Cuando usted visita nuestro sitio web, se puede almacenar información a través de su navegador de servicios específicos, generalmente en forma de cookies. Aquí puede cambiar sus preferencias de privacidad. Tenga en cuenta que bloquear algunos tipos de cookies puede afectar su experiencia en nuestro sitio web y los servicios que ofrecemos.