You Don’t Own Me. Ocho canciones estadounidenses con el feminismo por bandera

canciones-antonio-entrada-da

Mientras la sociedad actual pone en valor el rol de la mujer y se lanza a la calle para protestar contra el machismo y las injusticias del día a día, diferentes voces de la cultura pop apoyan -o han apoyado a lo largo de la historia- esta necesaria lucha por la reivindicación de los derechos femeninos. Relatos que demuestran que el feminismo puede vivirse de diferentes formas y abordarse desde diferentes puntos de vista, siendo la igualdad de género el denominador común en todos ellos. Por este motivo, celebramos los avances conquistados en materia (¡y los que están por llegar!) con 8 grandes temas con el feminismo por bandera:

1- Lesley Gore, cantante, actriz, compositora y activista norteamericana, brindaba uno de los himnos feministas más aplaudidos de principios de la década de los 60. Por aquel entonces, «You Don’t Own Me» conquistaba las listas de éxitos estadounidenses para, años más tarde, convertirse en un lema universal empleado en miles de pancartas.

 

2- Valiente, combativa y sin pelos en la lengua, la cantante de soul norteamericana Aretha Franklin convirtió en oro su conocida versión de «Respect». Corría el año 1967 y la letra sufría un cambio respecto a la canción original grabada por el artista Otis Redding. Una voz inigualable con un mensaje claro, directo y rebelde: «R-E-S-P-E-C-T, find out what it means to me».

 

3- «Girls Just Want To Have Fun» (1983), es todo un clásico de la historia de la música y el himno de empoderamiento más famoso de los años 80. Cyndi Lauper reivindicaba la libertad sexual femenina e iba un paso más allá: abogaba por la equidad de derechos como individuos. «Some boys take a beautiful girl / And hide her away from the rest of the world / I wanna be the one to walk in the sun / Oh girls, they wanna have fun» entonaba en los versos previos al estribillo.

 

4- Adelantada a su tiempo, Madonna, también aportó su granito de arena en un escenario, el de la sociedad norteamericana, con escasos avances en materia social. Un ejemplo de ello -la reina del pop siempre ha sido un icono feminista y de empoderamiento- sería «Open Your Heart», cuarto sencillo de su tercer álbum de estudio True Blue (1986). En este tema, la artista expone la aceptación de su condición femenina apoyándose en un inteligente videoclip donde es observada como objeto de deseo. Gracias a canciones como esta, medio mundo reflexionó y tomó nota.

 

5- «Stronger» de Britney Spears sería una de las canciones que marcarían el comienzo de los años 2000. La cantante dejaba atrás la adolescencia de su primer trabajo para adentrarse en su propia lucha por la libertad. Una batalla que tendría su reflejo en el cambio de registro vocal, la composición de sus letras y la introducción de sonidos industriales. «I’m not your property as from today, baby, you might think that I won’t make it on my own», sentenciaba Spears.

 

6- Con casi cien millones de escuchas en Spotify, Beyoncé irrumpía en la escena musical mainstream de 2013 con su disco homónimo. Y lo hacía en un momento marcado para la falta de inclusión de las mujeres trans y/o racializadas, tal y como recoge este artículo del diario The Guardian. En la canción «***Flawless» la artista no pierde la oportunidad de incorporar un mensaje feminista e incluye un monólogo de la escritora Chimamanda Ngozi Adichie titulado «We should all be feminists». Un discurso que señala las diferencias entre hombres y mujeres en términos de educación: «We raise girls to see each other as competitors. Not for jobs or for accomplishments, which I think can be a good thing, but for the attention of men».

 

7- «Grigio Girls» es una de las muchas canciones que Stefani Germanotta, popularmente conocida como Lady Gaga, estableció en su repertorio como un canto universal de apoyo mutuo entre mujeres, un abrazo a la sororidad. La canción narra el vínculo con su amiga Sonja Durham, directora creativa de la Haus of Gaga que falleció a principios de 2017 tras una larga lucha contra el cáncer de mama. «This song is about womanhood sticking together and encouraging one another and teaching each other, that’s it’s okay to cry together» señalaba en una entrevista a propósito del lanzamiento de su quinto álbum de estudio Joanne (2016).

 

8- Dirty Computer (2018), el tercer álbum de la cantante y compositora originaria de Kansas Janelle Monáe, es todo un manifiesto contra la opresión y el sistema patriarcal. En especial, su tercer single «PYNK», junto a la artista y activista canadiense Grimes, en el que reivindica la sexualidad femenina durante sus cuatro minutos de duración convirtiéndose en una oda al cuerpo y al poder de la mujer.

 

La lista de artistas estadounidenses que se han unido, de forma consciente o inconsciente, a la causa feminista es interminable. Nombres como Nina Simone, Nancy Sinatra, Dolly Parton, Cher, Mitski, Sky Ferreira, Angel Olsen o grupos como No Doubt, TLC o Destiny’s Child han participado -y muy probablemente seguirán participando- en un movimiento que visibiliza y denuncia los problemas de las mujeres.

Posts Relacionados

Preferencias de privacidad
Cuando usted visita nuestro sitio web, se puede almacenar información a través de su navegador de servicios específicos, generalmente en forma de cookies. Aquí puede cambiar sus preferencias de privacidad. Tenga en cuenta que bloquear algunos tipos de cookies puede afectar su experiencia en nuestro sitio web y los servicios que ofrecemos.