Mujeres en el Congreso de Estados Unidos: el caso de Edith Nourse Rogers

Mujeres-en-el-Congreso-de-Estados-Unidos-el-caso-de-Edith-Nourse-Rogers-2

Que una mujer ocupe un escaño en la Cámara de Representantes de los Estados Unidos no es ninguna novedad hoy en día. Que ese hecho se diera en la década de los años veinte, cuando las mujeres se iniciaron en la vida política del país después de haber obtenido el derecho al voto y siendo una de las primeras mujeres congresistas, resulta ya bastante más llamativo. Si además le añadimos el hecho de que estuvo sirviendo de forma ininterrumpida durante 35 años en el Congreso, convirtiéndose –aún hoy en día– en la tercera mujer con una carrera política más prolífica en el país, quizás termine ya por llamar nuestra atención de forma significativa.

La mujer sobre la que se ha realizado la presente investigación es la congresista republicana Edith Nourse Rogers (1881 – 1960), firme defensora de los derechos de los veteranos de guerra e impulsora decidida de la integración plena de la mujer en el ejército estadounidense. Sin duda, ambos colectivos le deben una gran parte de los beneficios que gozan en la actualidad a los esfuerzos denodados de la congresista Rogers. Todo ello sin descuidar en ningún momento a los electores de su distrito ni a sus necesidades.

Por lo tanto, el objetivo principal que nos planteamos con esta publicación no fue otro que el de indagar en profundidad y presentar al gran público la figura de la desconocida congresista estadounidense Edith Nourse Rogers, llevando a un primer plano los logros más significativos conseguidos o acometidos gracias a ella. Sorprendentemente, además, la figura de la congresista Rogers ha sido poco estudiada y valorada su aportación a la historia política de los Estados Unidos a pesar de su prolífica carrera política.

En este sentido, el mero hecho de ser, y de seguir siendo, la tercera mujer en la historia que más tiempo ha servido en el Congreso de los Estados Unidos debería haber sido más que suficiente para validar su estudio y análisis. Pero, incomprensiblemente, no ha sido así y aquí radica la originalidad del presente estudio.

Cabe destacar, como muestra, que la congresista Rogers fue la impulsora de la incorporación de la mujer al ejército de los Estados Unidos logrando su plena integración en las Fuerzas Armadas, algo totalmente impensable hasta la fecha. En consonancia, a través de las medidas auspiciadas por ella se logró la creación de un cuerpo femenino en el ejército (WAAC – WAC). Si hasta entonces la presencia de la mujer en el ejército había sido bastante residual, esta medida cambió para siempre el panorama en el ejército estadounidense y, por extensión, en el mundo.

La segunda medida estrella en la carrera política de la congresista Rogers fue la de proporcionar ayuda por parte del Gobierno federal a los veteranos de guerra estadounidenses (G.I. Bill of Rights). Muchos de los beneficios que gozan en la actualidad en el ámbito educativo, laboral, económico y social se derivan de la ley aprobada gracias a la señora Rogers. Estos beneficios que se les concedieron a los veteranos les permitieron, sin duda, su reinserción en la vida civil a la vez que se evitaba el enorme problema de contar con una masa de veteranos empobrecidos después de su servicio.

Una tercera medida por la que obtuvo el reconocimiento de compañeros y adversarios fue la creación de un cuerpo específico de enfermeras en el ejército de los Estados Unidos. Sin duda, la visita que realizó en 1917 a diversos hospitales de campaña en Inglaterra y Francia durante la Primera Guerra Mundial le influenció en gran medida al comparar la situación de las enfermeras homónimas, tanto francesas como inglesas, con la que tenían las mujeres estadounidenses. A raíz de su propuesta se procedió a reclutar de forma masiva a enfermeras para el ejército a principios de 1945.

En definitiva, por medio de la presente investigación mostraremos públicamente la leyenda política de la congresista Rogers a lo largo de sus más de 35 años de servicio público en los 18 Congresos en los que sirvió en la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, amén de su labor inicial como inspectora de los hospitales de los veteranos por todo el país. Además, podremos comprobar la relevancia de algunas de las medidas legislativas propuestas por la congresista Rogers, medidas que aún hoy en día son visibles.

Indudablemente, se aportará un enfoque feminista a la política tradicional estadounidense de la época, claramente dominada por los hombres. Sin embargo, Edith Nourse Rogers nunca quiso ser reconocida ni considerada como una feminista contumaz. De hecho, una de sus primeras declaraciones como congresista electa fue para instar al gran público y a sus colegas del Congreso a olvidar el hecho de que era una mujer para centrarse en su labor y buen quehacer.

 


Escrito por Antonio Daniel Juan Rubio, licenciado en Filología Inglesa por la Universidad de Murcia y doctor en Historia y Cultura de los Estados Unidos por la Universidad Nacional de Educación a Distancia, habiendo recibido el Premio Extraordinario de Doctorado. Entre sus principales líneas de investigación destacan los estudios históricos y culturales en los Estados Unidos, las cuestiones de género asociadas al papel de la mujer en la literatura anglo-norteamericana y la didáctica del proceso de enseñanza-aprendizaje en el inglés. Actualmente pertenece al cuerpo de profesores de secundaria en la especialidad de inglés y colabora con la Universidad Internacional de La Rioja tanto en el Máster de Educación Bilingüe como en el Máster de Formación del Profesorado.

Posts Relacionados

Preferencias de privacidad
Cuando usted visita nuestro sitio web, se puede almacenar información a través de su navegador de servicios específicos, generalmente en forma de cookies. Aquí puede cambiar sus preferencias de privacidad. Tenga en cuenta que bloquear algunos tipos de cookies puede afectar su experiencia en nuestro sitio web y los servicios que ofrecemos.