10 recomendaciones de buenas prácticas en el aula bilingüe

Angie-DA-10

Es importante que los profesores de las aulas bilingües tengan en cuenta las etapas de adquisición y aprendizaje de un segundo idioma y la variedad de niveles de competencia de los estudiantes para así poder elegir e implementar las mejores prácticas en el aula. Muchas de las recomendaciones son generales y no son diferentes a los que se recomendarían a los profesores que trabajan en aulas monolingües; otras son específicas para los profesores que enseñan alumnos en un segundo idioma.

1. Comenzar la clase con buen pie

Los primeros momentos de una clase pueden marcar el tono del día. El objetivo es gestionar al grupo de alumnos para crear una comunidad. Algunas sugerencias:

  • Saludar a cada alumno por su nombre. No lleva mucho tiempo, pero demuestra a los alumnos que el profesor se preocupa por ellos desde el comienzo de la clase.
  • Proporcionar una actividad para que los alumnos se involucren en el aprendizaje desde su entrada en la clase. Podría ser una pregunta sencilla sobre lo que han hecho el fin de semana, una actividad de calentamiento u otros ejercicios sencillos que el profesor pueda revisar con ellos cuando estén listos. La duración de estas actividades tipo “do now” debería ser de entre 3 y 5 minutos.
  • Get Moving. Hacer que los alumnos se muevan para quemar algo del exceso de energía. Pueden hacer ejercicios de estiramiento, yoga o cantar una canción con acciones.
  • Compartir noticias. Dedicar un minuto para que los estudiantes puedan compartir lo que está pasando con sus vidas fuera del aula.

2. Hablar despacio y aumentar el tiempo de respuesta

Este simple cambio puede ser de vital importancia para animar a los alumnos a pensar y responder en inglés.

Añadir de tres a cinco segundos adicionales después de plantear una pregunta ofrece a todos los estudiantes más tiempo para pensar. A los alumnos bilingües que tienen que responder en un segundo idioma esta estrategia les ofrece más tiempo para procesar, estructurar la respuesta en la mente y desarrollar el ánimo para responder.

3. Respetar el “período de silencio”

El “período de silencio” es una fase común entre alumnos que se enfrentan por primera vez a un idioma extranjero.

Muchos estudiantes principiantes en el aprendizaje de segundos idiomas pasan por este período de silencio, durante el cual hablarán muy poco o nada. El simple hecho de saber que esta es una etapa normal en la adquisición de un segundo idioma ayuda a aliviar cualquier presión que pueda sentir el alumno o el profesor.

4. Utilizar apoyos visuales

Los alumnos que están aprendiendo el contenido en un segundo idioma tienen más dificultades para procesar el lenguaje hablado. Por lo tanto, las instrucciones, incluso las más básicas para las rutinas del aula, deben escribirse en la pizarra siempre que sea posible. Los conceptos complejos deben diagramarse o apoyarse con imágenes. Modelar los pasos de un proceso o mostrar a los estudiantes cómo debería verse un producto terminado puede contribuir en gran medida a ayudar a los estudiantes a comprender. A veces, mostrar a los estudiantes qué es lo que tienen que hacer es todo lo que necesitan para hacerlo correctamente.

5. Facilitar a los alumnos frases enteras en inglés

Al utilizar frases hechas los alumnos serán capaces de expresarse en inglés con mayor facilidad, se volverán más participativos en el aula y se acentuará la sensación de que están aprendiendo rápido y fácilmente. Enseñar a los estudiantes cómo hacer y cómo responder a preguntas a través de ejemplos y frases hechas puede ayudarles a sentirse seguros a la hora de expresarse en inglés.

6. Insistir en oraciones completas a la hora de responder a preguntas

Para impulsar el aprendizaje de un segundo idioma las oraciones completas son clave. Además, obligan a los alumnos a pensar en la gramática y sintaxis.

7. Crear un contexto real

Los estudiantes necesitan aprender vocabulario o gramática en contexto. Una forma de hacerlo es recreando una situación de la vida real donde los estudiantes aprenden a hacer pedidos, aceptar ofertas, explicar, preguntar sobre cosas de su interés y expresar sus sentimientos y preferencias. Esto hará que la clase sea memorable.

8. Trabajar en pequeños grupos de manera eficiente

Es importante pensar en proporcionar a los estudiantes la oportunidad de interactuar con compañeros que demuestren una amplia gama de habilidades lingüísticas y de alfabetización. Además, los profesores pueden mejorar la motivación de los alumnos al crear grupos de elección/interés donde los estudiantes se reúnan, lean, discutan y trabajen juntos en temas de interés común.

9. Comprobar la comprensión

La evaluación juega una gran variedad de roles en la instrucción de los estudiantes en un segundo idioma. Uno de los usos más importantes de la evaluación es la evaluación informal y continua a lo largo del año escolar (también llamada evaluación formativa) para controlar el aprendizaje de los estudiantes y las áreas específicas de instrucción. Esto puede ser tan simple como pedirles a los estudiantes que muestren pulgares hacia arriba o hacia abajo para mostrar su comprensión o pedirles que compartan algo que aprendieron, algo que enseñaron y algo que les gustaría aprender sobre el tema de la sesión.

10. Asegurar una colaboración eficiente con el auxiliar de conversación

Revisar la práctica actual y evaluar si se deben realizar cambios para garantizar el uso efectivo de los asistentes de conversación es primordial y debe ser un elemento clave del plan de mejora de cada centro de educación bilingüe.

 


Escrito por Angela Daniela Sauciuc, responsable del Programa Teach & Learn in Spain. Licenciada en Ciencias de la Comunicación por la Universidad de Letras de Bucarest y es profesora de Educación Primaria e Infantil. Está implicada en la educación internacional desde hace más de 18 años. Su principal línea de investigación es el Aprendizaje y la Enseñanza de segundas lenguas mediante juegos y actividades prácticas.

Posts Relacionados

Diálogo Atlántico
Preferencias de privacidad
Cuando usted visita nuestro sitio web, se puede almacenar información a través de su navegador de servicios específicos, generalmente en forma de cookies. Aquí puede cambiar sus preferencias de privacidad. Tenga en cuenta que bloquear algunos tipos de cookies puede afectar su experiencia en nuestro sitio web y los servicios que ofrecemos.